Capitulo # 12 Valentina

vale

Una vez más quede admirado al presenciar su belleza aquella noche de la fiesta, después de todo nos pudimos ver a petición de ella, claro yo nunca iba a negarme a ver su ternura por unos instantes. así que les puedo contar que ella fue mi cielo estrellado esa noche.

Por cosas de la vida no pudimos estar más de veinte minutos juntos. Pero para mi fueron la gloria, sentí una conexión al verla directamente a los ojos que incrusto rápidamente mil sueños en mi mente. Mis enojos de aquella tarde habían sido calmados con un solo mirar de ella, y es que Valentina me debilita fuertemente cuando esta a mi lado.

Espero que mañana el viento la traiga junto a mí, como hoja que cae en el momento más oportuno. sus labios más coloridos que una primavera son mi tentación cuanto ella está en mis brazos…

Cada noche duermo pensando en el momento en que la podre ver nuevamente y así morir de amor cuando sus manos toquen mi mejía. Sus caricias son pasiones escondidas que desatan en mi un momento oscuro donde voy cayendo y amándola sin poder detenerme.

Extrañarla es rutina que no quiero dejar de hacer porque yo nunca viví historias como esta, no se puede vivir dos historias iguales, pero si vivir en cada una de ellas y para mi valentina es mas que una historia viviente. Ella es fuente de inspiración en cada mañana que el sol brilla.

Es inolvidable su amor, solo ella me motiva de una manera eficaz al momento de ir desvaneciéndome en esa pasión infinita. Sin salida me encuentro en esta historia que nunca quisiera dejar de escribir, cada momento es eterno en mi memoria y fugaces los minutos que pasan arrasando con esta intensa locura. En mis sueños es la musa que me hace navegar en poesías y su voz la melodía que me acompaña a cada paso que doy.

Nuestro romance me enloquece, y sus miedos han sido opacados por cada beso que nos damos. la distancia que hay entre nosotros no logra más que unirnos más; al llegar la noche nos deseamos como dos románticos suicidas. Razonar no es fácil si pienso en ella y mi delirio no puede más.

Valentina me a confesado que me extraña cada vez más, y yo moriría por pensarla una vida entera, ella es eternamente natural al dejar que mis pasiones nos lleven donde ellas quieran, somos como dos novios que nos deseamos y que le ganamos al tiempo. Discusiones sin razones son las que abecés suelo causar y como participe principal mis celos conduciéndome sin control.

Un beso de ella me estabiliza y me hace razonar, es puro lo que siento por ella y es así como valentina lo siente. No habría una razón para que esto sea de otra manera, lo único que se decir es que no quisiera vivir distante de ella, la necesito cada vez más. Muchas veces coincidimos demasiado en las cosas de la vida que nos van dando libertad.

Seguiré las huellas de su amor, seguiré perdido en sus cabellos y me quedare allí para siempre, disfrutare de sus locuras, disfrutare de mis poemas de amor inspirado en su delicadez. La tendré junto a mi como siempre lo desee, será ya parte de mi piel y su piel de la mía. Mantendré esta locura de amor para ella en cada amanecer, y será alimentada por uno de sus besos una y otra vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s