Capítulo # 15 Valentina

 

vale

Me adueño de cada minuto que estoy junto a ella, ya pasaron muchos días y lo único que se hacer es pensar en Valentina. el tiempo a puesto a la luz algunos secretos y uno que otro rumor, pero nada que frene este amor incontrolable, hay una línea delgada entre el delirio y su hermosura y es que amarla es estar sin planes de nada y sin cabida para algo más. Nuestras peleas siempre están intentando desbastar lo construido y es inevitable para mí no discutir. Los celos y la distancia siguen allí, sin embargo, no es un factor determinante para mí.

Hemos vencido muchos problemas juntos a pesar de que nada ha sido fácil y que lo nuestro se dio repentinamente, como todo lo bueno que llega a nuestras vidas. aún recuerdo ese día cuando el sol caía y con él; una mirada impecable.

-Como ya sabrán son cosas que ya mencioné antes-

Por cada amor ya olvidado, estoy más que preparado para una relación en la cual tengo mucha fe. aun sabiendo las contras. Pero ni lo uno ni lo otro es fácil en la vida; ¿qué más da luchar por una causa justa? Ya he estado en batallas que no han sido mías y aun así he salido triunfador, esta vez no me detendré. sabiendo que nunca fui tan libre como lo soy ahora. Que nada me frena ante nadie. Y como motivación tengo sus labios que cruzan cada línea sin permiso alguno, tengo su cabello culminando mis deseos y mi juventud disponible para ella. Nada es fácil el ego es algo que puede dominarme en ocasiones, me da duras batallas en una guerra ya prevista, pero tratare que su amor me dome sin perder mis pasos, le daré libertad a mi sensatez y así poder quedarme al margen y no dejar que mi orgullo me derrumbe, no vaya ser que en una caída no me levante más, y que todo acabe. lo único que deseo es acabar en ella, en sus brazos abiertos cuando me lo pida, así como ella cae en los míos cuando nos amamos.

Siempre hay esfuerzos valiendo la pena, aun con una derrota siempre hay sabor a victoria, El sufrimiento no todo el tiempo es el que se queda con lo mejor de una persona, sabiendo sufrir se aprende a soportar dolores que muchos pueden tomar como el fin de todo.

es obvio para ella, que yo puedo dar lo mejor de mí. Cada día es distinto del otro, pero en cada uno de ellos trato que todo marche bien en un largo camino que no quiero acabar, siempre y cuando ella vaya de mi mano. Valentina sabe todo lo que me gusta de ella, y lo casi nada que no me gusta también, le cuesta un poco decir las cosas y con eso es que yo peleo siempre, pero hay manera de hacer y decir las cosas. Solo que por alguna razón me he vuelto perfeccionista.

cada quien carga con sus errores en el trayecto del camino en el cual aprendemos hasta llegar a la meta. Yo cargare con los míos y estaré para amarla tal como siempre se lo prometo, ella y su hijo son promesas con las cuales yo podre. y sin dar marcha atrás continuare ese sendero para poder estar en paz y feliz. Estoy consiente de la responsabilidad que tendré que soportar. Pero es mejor morir por algo justo a morir por nada.

Si un día la luz de su felicidad ya no está junto a mí, espero poder recordarla como el primer día en que la vi, si justamente ese día que tanto he mencionado. Ese día en que yo volví a nacer. El día en que la amé cuando apenas la veía, ese mismo en el que me di cuenta que no solo el amor a primera vista es posible si no también un infinito amor.

Sigo aferrado a su piel, sigo deseando su cuerpo como la primera vez, aun sigo recordando la manera en que nosotros nos perdemos cada vez que nos vemos, el tiempo se acaba rápido y es allí donde me convenzo que la amo en verdad. Que la llama sigue igual y que siempre necesito que este a mi lado, por que me siento solo si no está. deseo que nada acabe y que nadie se interponga, mucho menos ahora que nuestra relación se nos dio, ahora ella es libre de si misma y esta decidida a luchar. Así como debería hacer cualquier mujer que se sienta acorralada por algo o alguien, les diré que siempre hay una salida, siempre hay una solución pues la verdad siempre la tenemos de frente y está en nosotros el querer verla.

La realidad es de lo cual no podemos escapar, y no hay nada más triste que mentirse así mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s