capítulo # 20 Valentina

vale

Estar con ella es un milagro difícil de explicar, solo se que viendo el sol mis ganas de amarla van creciendo día a día, las huellas que el tiempo deja en nuestros cuerpos también marcan lo más profundo de nuestras almas, y no podrán ser borradas.

La noche es testigo de cuanto la extraño y que cada pelea lo único que hace es fortalecernos aún más. Amarla es más que una necesidad imparable e incontrolable, estamos unidos desde el primer día que nuestras miradas se incrustaron una a la otra.

No hay explicación alguna que pueda dar a entender la forma en que valentina y yo nos necesitamos, la palabra más cercana para describirla seria la locura, un acto donde ambos nos perdemos sin poder evitarlo, nos amamos en los rincones más oscuro y también a la luz del día, nuestro amor es transparente y cualquiera puede ver lo loco que estoy por ella como antes nunca lo estuve por alguien, aun confesando que por alguien talvez un día lo di casi todo, como ahora confieso que por valentina morí y volví  a nacer. en viento en contra me lleva de su mano sin que yo me resista a su amor.

Su mirada es como un castillo de ilusiones donde cada noche quiero acabar amándola y con placer amanecer a su lado mirando su rostro angelical.

Confieso que he pensado en terminar todo esto, con cada muro que nos encontramos, y que agobian mis fuerzas, ella es participe de algunos errores quiera o no reconocerlo, pero es así como pasa, reconozco que no puedo y no quiero alejarme de su lado, si pudiera ya lo hubiese hecho, pero no es posible después de tanto amor, así que será hasta que dios quiera, de ser así lo aceptare de una forma u otra.

Como dije antes, estaré con Valentina en esta guerra tratando de ganar cada batalla para ella, ganarle a la vida, a la rutina, a todo lo cotidiano que resulta ser una relación si no se hace crecer. Necesito hacer las cosas bien o no las hare, necesito demostrarle que puedo con todo lo que ella aun no imagina, necesito darle esperanzas día a día de que este amor no pueda morir. Que seguirá siendo mi novia aun estando casados, que seré su amigo siempre y su amante por las noches. Necesito que sepa que; si cae, yo la levantare.

-necesito que vea todo lo que juntos podemos lograr.

Sus manos largas y suaves me tienen deseando sus caricias que me elevan con todo su poder, con todos sus deseos. es ella ideal para mis ganas y mi todo.

Ni el viento más frio podría congelar mi corazón si me toca en cada noche de invierno, por que es valentina la mas bella de todas las flores de la primavera, es el encanto que se encuentra cada mil años y el saber que ella vino a mi sin que yo lo pidiera es el milagro que nunca podre explicar.

Somos dos enamorados que luchan día a día, aun siendo pesimistas sabemos que talvez por orgullo lo hacemos, pero muy al fondo nuestras almas conectadas están pensando más allá de un sueño sin límites, su sonrisa supera mi imaginación y es cómplice de mis debilidades. Solo su mágico mirar me hace estremecer, hace que toda mi vida tenga sentido en un mundo que antes no tubo color.

 

Es hermoso poder amarnos tanto en tan poco tiempo, inventare nuevos momentos para los dos.

-Y más ahora que lo nuestro va más arriba-

confieso también que nuestra relación casi termina, una pelea hace una semana desbarato todo lo construido, pero las fuerzas de nuestro amor no pueden desaparecer como la noche y el día.

Entre otras cosas, su amiga Heidi ahora sabe de nuestra relación, Cosa que antes no era posible. Ya salimos a fiestas también con su hermana y se podría decir que todo marcha como fue planeado.

Como ya sabrán, nuestra relación fue construida a base de milagros. y su sonrisa fue el milagro inicial de todo esto. En fin, todo a crecido lentamente a pesar de cada defecto en mí, y algunos en ella. Nada es fácil después de todo.

A mi me cuesta creer en las personas. Me cuesta creer que una mujer puede ser fiel, por naturaleza los humanos traicionamos y a veces sin razón. es algo difícil de superar hoy en día. He visto tanto; he sido participe también de atrocidades del amor, y talvez es por ello que me cuesta creer, pero prefiero ser un incrédulo a un iluso que cree en las primeras frases de una mujer, a pesar de todo yo creo en ella, pues me ha sido sincera en tantas cosas y se que perfecta no es; como tampoco nadie lo es.

Todo por su amor, ahora estoy aquí intentando llevar todo cuesta arriba con la esperanza que un día nos quedemos juntos hasta que la muerte nos separe. La amo mucho y es algo que ella también me confianza cada vez que puede.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s