Capítulo # 15 Valentina

 

vale

Me adueño de cada minuto que estoy junto a ella, ya pasaron muchos días y lo único que se hacer es pensar en Valentina. el tiempo a puesto a la luz algunos secretos y uno que otro rumor, pero nada que frene este amor incontrolable, hay una línea delgada entre el delirio y su hermosura y es que amarla es estar sin planes de nada y sin cabida para algo más. Nuestras peleas siempre están intentando desbastar lo construido y es inevitable para mí no discutir. Los celos y la distancia siguen allí, sin embargo, no es un factor determinante para mí.

Hemos vencido muchos problemas juntos a pesar de que nada ha sido fácil y que lo nuestro se dio repentinamente, como todo lo bueno que llega a nuestras vidas. aún recuerdo ese día cuando el sol caía y con él; una mirada impecable.

-Como ya sabrán son cosas que ya mencioné antes-

Por cada amor ya olvidado, estoy más que preparado para una relación en la cual tengo mucha fe. aun sabiendo las contras. Pero ni lo uno ni lo otro es fácil en la vida; ¿qué más da luchar por una causa justa? Ya he estado en batallas que no han sido mías y aun así he salido triunfador, esta vez no me detendré. sabiendo que nunca fui tan libre como lo soy ahora. Que nada me frena ante nadie. Y como motivación tengo sus labios que cruzan cada línea sin permiso alguno, tengo su cabello culminando mis deseos y mi juventud disponible para ella. Nada es fácil el ego es algo que puede dominarme en ocasiones, me da duras batallas en una guerra ya prevista, pero tratare que su amor me dome sin perder mis pasos, le daré libertad a mi sensatez y así poder quedarme al margen y no dejar que mi orgullo me derrumbe, no vaya ser que en una caída no me levante más, y que todo acabe. lo único que deseo es acabar en ella, en sus brazos abiertos cuando me lo pida, así como ella cae en los míos cuando nos amamos.

Siempre hay esfuerzos valiendo la pena, aun con una derrota siempre hay sabor a victoria, El sufrimiento no todo el tiempo es el que se queda con lo mejor de una persona, sabiendo sufrir se aprende a soportar dolores que muchos pueden tomar como el fin de todo.

es obvio para ella, que yo puedo dar lo mejor de mí. Cada día es distinto del otro, pero en cada uno de ellos trato que todo marche bien en un largo camino que no quiero acabar, siempre y cuando ella vaya de mi mano. Valentina sabe todo lo que me gusta de ella, y lo casi nada que no me gusta también, le cuesta un poco decir las cosas y con eso es que yo peleo siempre, pero hay manera de hacer y decir las cosas. Solo que por alguna razón me he vuelto perfeccionista.

cada quien carga con sus errores en el trayecto del camino en el cual aprendemos hasta llegar a la meta. Yo cargare con los míos y estaré para amarla tal como siempre se lo prometo, ella y su hijo son promesas con las cuales yo podre. y sin dar marcha atrás continuare ese sendero para poder estar en paz y feliz. Estoy consiente de la responsabilidad que tendré que soportar. Pero es mejor morir por algo justo a morir por nada.

Si un día la luz de su felicidad ya no está junto a mí, espero poder recordarla como el primer día en que la vi, si justamente ese día que tanto he mencionado. Ese día en que yo volví a nacer. El día en que la amé cuando apenas la veía, ese mismo en el que me di cuenta que no solo el amor a primera vista es posible si no también un infinito amor.

Sigo aferrado a su piel, sigo deseando su cuerpo como la primera vez, aun sigo recordando la manera en que nosotros nos perdemos cada vez que nos vemos, el tiempo se acaba rápido y es allí donde me convenzo que la amo en verdad. Que la llama sigue igual y que siempre necesito que este a mi lado, por que me siento solo si no está. deseo que nada acabe y que nadie se interponga, mucho menos ahora que nuestra relación se nos dio, ahora ella es libre de si misma y esta decidida a luchar. Así como debería hacer cualquier mujer que se sienta acorralada por algo o alguien, les diré que siempre hay una salida, siempre hay una solución pues la verdad siempre la tenemos de frente y está en nosotros el querer verla.

La realidad es de lo cual no podemos escapar, y no hay nada más triste que mentirse así mismo.

capítulo # 14 Valentina

vale

Es sabio el tiempo al ponerla en mi camino, todo lo que un día fue fantasía ahora es realidad y eso que aun no dejo de soñarla cuando le digo que la amo. Mil locuras tengo para ella en este mundo frio y sus brazos son los que brindan el calor que necesito, si de elegir por alguien en otra vida la volvería hacer mía una vez mas. No es un juego el amor y esta historia audaz es prueba de ello. Si la perdiera; mi esperanza y mi alma morirían para siempre.

Es maravilloso cuando valentina y yo tenemos ideas, es fabuloso que como polvo en el viento hayan quedado nuestras tristezas en un pasado. Ahora que ella esta junto a mi todo es bueno. Lagrimas envueltas en soledad están como solo recuerdos. Es increíble amarla cada día más. Ella es la dueña de mis sueños, no quiero que estos momentos felices pasen, aun sabiendo que nada dura para siempre. Solo el infinito y puro amor que un hombre puede tener hacia una mujer. Como puro es al amor que ella siente por su hijo.

Cuando pasan las horas y no esta a mi lado la extraño demasiado, a cada paso que doy a diario valentina siempre está conmigo y es inevitable no estar en ese sentimiento tan natural como lo son sus besos. Me aferro tanto a la idea que ella sea para mí la última mujer.

Cada día lucho por lo nuestro y trato de hacer las cosas bien. aun en medio de fuertes discusiones que son como huracanes desbastando todo a su paso. No es nada fácil para mi controlarme cuando siento celos. No me es fácil saber que tenemos muchos conocidos en común y que casi nadie sepa nuestra historia soñada, pero aun sigo aquí esperando porque nuestra relación sea gritada a los cuatro vientos. Se me va la vida si el silencio se apodera de todo lo que quiero gritar. Imagino que no hay margen para error porque todo lo quiero bien hecho, ni siquiera su hermana sabe de lo nuestro, pero los rumores ya están saliendo a la luz. Me refugie en ella desde la primera vez que nos pudimos ver y ella pudo acabar con mi soledad. No se que aria si ella ya no estuviese junto a mí. Sigo esperando por que nuestro amor se desate como una fuerte ola.

A cada rato le confieso tres palabras que nunca dejare de mencionar

-me encantas mucho-

en esas tres palabras puedo confesarle mi vida entera, como todo un mar de secretos. También confieso que me pierdo en sus pechos cada vez que puedo; y que en sus curvas quiero cada noche acabar, me desahogare en su boca, en cada beso que le pueda dar. Me derretiré en su Coello cuando esté a punto de alcanzar la gloria. Suelo confesarle que ninguna mirada es como la de ella, y que la vendita forma en que me ve y me pone en tención, en un peligro que no puedo esquivar.

Estoy encadenado a su forma de hacerme el amor, es tímida y explosiva a la vez, es un castigo tocar su piel si no me adueño de ella, así que trato de entrarme cada vez que pueda aun sabiendo que nuestro tiempo cuelga de un hilo, pero no puedo dejarla ir si no le demuestro que me tiene como un loco enamorado. Minuto a minuto caigo de rodillas a su encanto y me voy enloqueciendo cuando roso su delicada piel, todo me conduce a una sola imagen y es allí donde me doy cuenta que ya no puedo más. que debo hacerle el amor antes que se rompa el hijo que sostiene al ultimo minuto que nos queda antes que pueda marcharse.

Cada día que la veo, cada vez que nuestro encuentro se nos da, trato de hacerle sentir lo que nunca vivió, esta vez que la vea le diré que la amare hasta el fin de este vendito mundo, que la amare si existe otra vida por que ella es para mi lo que siempre soñé, mi doncella, mi valentina. mi infinito amor.

Capítulo # 13 Valentina

vale

Si la esperanza es lo último que se pierde, entonces seguiré soñando con ser el amor de su vida, y mas ahora que se declaró una persona libre.

Después de aquella noche de haberla visto, pasaron muchas cosas más; salimos tal como lo habíamos planeado. ahora conversamos cada vez mas y los atardeceres son más resplandecientes para mí. Como opacos son los días cuando me enojo por tonterías o por cosas en las cuales ella y yo no concordamos. en fin; la he visto un par de veces más y ahora me siento tan suyo que no puedo escaparme de su red. Sus brazos es el único lugar donde quiero acabar, en un suspirar de ella mis sueños son realidad, mis poesías cobran vida y sus besos me hacen volar.

Tenemos confianza y es inevitable que mi morbo no invada su privacidad, nada fuera de lo normal por supuesto. cuando a mi lado esta mis deseos son provocados por sus besos, muero y vuelvo a revivir. soy prisionero de su mirar, No soportaría tenerla y perderla mucho menos ahora que ella confía en mí; no hare que mis estupideces hagan daño a esto bonito que nos está pasando. los celos han invadido mi sensatez una y otra vez hasta llegar a fuertes discusiones. Me es difícil creer en las personas por cosas que ya viví, pero también sé que cada persona es diferente a la otra. Pero no soy perfecto y acepto mis errores. perfecto el tiempo que Dios nos regala cada día, perfecta la lluvia y el viento; perfecta la forma en que ella me ve.

Sus celos también son evidentes y no lo acepta por que no acostumbra a celar. Pero puedo oler en su piel ese malestar, puedo ver sus pupilas y su semblante cambiar por completo. Mis deseos hacia ella son muy fuertes y quiero que nunca cambien por que todo lo que hago es pensar en ella aun cuando duermo.

Tanto hermetismo no me es posible manejar y termino cediendo a sus peticiones y confesando que morí. que cuando la vi, soñé que era para siempre mía. soy el causante de esta bonita historia y que es ella quien me hace escribir cada una de estas líneas. Que reviví cuando me beso por primera vez.

un día menciono que iría a una fiesta y pidió que yo estuviese allí, comento que no estaríamos solos; pero que más daba si yo soy feliz solo con verla. Sin pensarlo accedí, no iba a perder esa oportunidad de estar a su lado. al llegar el día de la fiesta; llegamos temprano, cada quien por separados.

-fue esa noche donde conocí a su hermana- muy bella, por cierto.

Aun recuerdo la forma en que Valentina se movía, baila como Diosa, baila al ritmo de la noche y su sensualidad es inevitable, sus cabellos lucían muy bien y me conquistaban minuto a minuto. Mientras ella me bailaba yo me perdía en su aroma lentamente y rosaba su piel, las luces nos embriagaban con su destello y su cuerpo me perdía en muchas fantasías, fue todo un placer estar junto a ella esa noche. Los besos que nos dimos fueron como diamantes brillando en nuestros anhelos.

Cabe mencionar que hubo escenas no esperadas, celos no deseados. Miradas fuertes y problemas a terceros, en fin, mi noche fue muriendo lentamente a causa de situaciones que se presentaron y no fui capaz de manejarlas muy bien.

La pelea entre nosotros fue un hecho atroz que no quiero para nada recordar, comprendo su enojo y no quisiera pasar por eso nuevamente, pero ella también fue responsable de algunos actos.

 

Capitulo # 12 Valentina

vale

Una vez más quede admirado al presenciar su belleza aquella noche de la fiesta, después de todo nos pudimos ver a petición de ella, claro yo nunca iba a negarme a ver su ternura por unos instantes. así que les puedo contar que ella fue mi cielo estrellado esa noche.

Por cosas de la vida no pudimos estar más de veinte minutos juntos. Pero para mi fueron la gloria, sentí una conexión al verla directamente a los ojos que incrusto rápidamente mil sueños en mi mente. Mis enojos de aquella tarde habían sido calmados con un solo mirar de ella, y es que Valentina me debilita fuertemente cuando esta a mi lado.

Espero que mañana el viento la traiga junto a mí, como hoja que cae en el momento más oportuno. sus labios más coloridos que una primavera son mi tentación cuanto ella está en mis brazos…

Cada noche duermo pensando en el momento en que la podre ver nuevamente y así morir de amor cuando sus manos toquen mi mejía. Sus caricias son pasiones escondidas que desatan en mi un momento oscuro donde voy cayendo y amándola sin poder detenerme.

Extrañarla es rutina que no quiero dejar de hacer porque yo nunca viví historias como esta, no se puede vivir dos historias iguales, pero si vivir en cada una de ellas y para mi valentina es mas que una historia viviente. Ella es fuente de inspiración en cada mañana que el sol brilla.

Es inolvidable su amor, solo ella me motiva de una manera eficaz al momento de ir desvaneciéndome en esa pasión infinita. Sin salida me encuentro en esta historia que nunca quisiera dejar de escribir, cada momento es eterno en mi memoria y fugaces los minutos que pasan arrasando con esta intensa locura. En mis sueños es la musa que me hace navegar en poesías y su voz la melodía que me acompaña a cada paso que doy.

Nuestro romance me enloquece, y sus miedos han sido opacados por cada beso que nos damos. la distancia que hay entre nosotros no logra más que unirnos más; al llegar la noche nos deseamos como dos románticos suicidas. Razonar no es fácil si pienso en ella y mi delirio no puede más.

Valentina me a confesado que me extraña cada vez más, y yo moriría por pensarla una vida entera, ella es eternamente natural al dejar que mis pasiones nos lleven donde ellas quieran, somos como dos novios que nos deseamos y que le ganamos al tiempo. Discusiones sin razones son las que abecés suelo causar y como participe principal mis celos conduciéndome sin control.

Un beso de ella me estabiliza y me hace razonar, es puro lo que siento por ella y es así como valentina lo siente. No habría una razón para que esto sea de otra manera, lo único que se decir es que no quisiera vivir distante de ella, la necesito cada vez más. Muchas veces coincidimos demasiado en las cosas de la vida que nos van dando libertad.

Seguiré las huellas de su amor, seguiré perdido en sus cabellos y me quedare allí para siempre, disfrutare de sus locuras, disfrutare de mis poemas de amor inspirado en su delicadez. La tendré junto a mi como siempre lo desee, será ya parte de mi piel y su piel de la mía. Mantendré esta locura de amor para ella en cada amanecer, y será alimentada por uno de sus besos una y otra vez.

Capítulo # 11 Valentina

vale

Esta misma noche valentina tiene una reunión con sus amigas, de eso se trataban las vueltas que le ayude hacer días atrás, pues colaboro con algunos detalles de la fiesta de hoy. Yo me encuentro en casa escribiendo esta historia, y su hijo con su abuela.

Si, claro. Valentina tiene un hermoso retoño, que hasta este día yo menciono en este capítulo, es por ello que su tiempo no alcanza y también es por ello que no tiene libertad, pues ya con hijos la vida cambia un poco. En fin. Ella no se encuentra en casa, antes de despedirnos pidió que no saliera, obviamente no podía prometer nada. Al final me encuentro escribiendo y pensando en ella; para cuando lea esto talvez este feliz sonriendo con sus amigas.

¡qué se yo!

Su hijo es para ella un universo, como ella es para mi un mundo brillante. Aun no conozco a su familia. Talvez nunca lo haga, talvez sí; no lo sé. pues no todo depende de mí. Como siempre he dicho en muchas de mis historias, las cosas ya escritas en tu vida pasaran queramos o no.

No tengo nada que hacer esta noche excepto perderme en recuerdos, algunos son solo fantasmas atormentando mi presente, y otros tan solo sentimientos de culpas.

Como no pensar en ella, si desde que la conozco es así. No seria posible que la olvide y menos ahora que las cosas entre ella y yo están turbias. Recuerdo ver su resentimiento en su rostro esta misma tarde y aunque diga que no; es así. pronto esto pasara y el tiempo curara el dolor.

Cuando hablamos por teléfono en ocasiones también discutimos, pero son mas los momentos que ella me hace feliz, mucho no puedo pedirle a la vida si no hago nada por ella. Nada es color de rosa ni el cielo, ni el mar. Esta noche estará en una fiesta como ya mencioné antes, estará a tan solo calles de mi hogar, en casa de su amiga Maite. Es triste no poder ver sus ojos esta noche fría.

Las cosas que valentina y yo vivimos son prácticamente secretas, no deseo que sea así. ¡total! El sol, la luna, y las estrellas ya saben que la amo, obvio ella también. yo cambiaria muchas cosas para que ella y yo tengamos el tiempo disponible y de ser necesario inventarle más horas al día para ir amándonos como locos por la vida.

Es diferente serena entre todas; y es por esa y muchas razones que la quiero a mi lado donde solo yo Sabre despertar pasiones escondidas y secretos que ni ella sabe que existen en su vivir.

Tengo un estrés y necesito una brisa ligera en mí, un par de tragos para calmar suspiros incontrolables. Quiero ver lo hermosa que anda en la fiesta, quisiera ver lo que viste, pero no se si sea posible. Ella es más elegante que el cielo azul. Me ilusiona con cada palpitar de su corazón, es un lucero brillando toda la noche para los demás; y su sonrisa es como una estrella fugaz que desvanece en deseos de quienes la observan, Sus aguas mansas desatan un arroyo en el cual me voy envuelto sin resistencia alguna.

¡Mañana será un nuevo día! alivio espero que haya para los dos. No se si logre dormir bien hoy, mucho menos si no tengo una de sus llamadas que tan feliz me hace. Lograr que las cosas vuelvan a su lugar esta algo difícil porque tiempo es lo menos que ella tendrá en su reunión. de no poder verla, me iré a la cama triste y solitario pensando en ella.

 

Capítulo # 10 Valentina.

vale

su piel dormida en mis hombros por un momento fue lo único que tuve de ella esta tarde luego de una discusión de esas que afectan la magia del amor. Mis celos y mi enfado no pudieron ser controlados ni siquiera por ese encanto en su mirada.

-Es tan fresca como el viento en una tarde de noviembre, pero aun así pude ver su desilusión-

Ella sabe que me fascina y que la amo, pero nada es perfección. necesito que esto pase pronto por que no puedo estar así; tampoco quiero que una mentira destruya un mundo de verdades. espero que comprenda que los hombres somos tontos cuando amamos. Y más cuando lo hacemos con fuerza, es allí donde solo quiero que ella sea solo para mí; y que se pierda cuando la bese. Este día no nos besamos los labios, pero en realidad me beso el alma cuando la abrase en un frágil momento. Siempre dice que soy muy enfadado, pero se cómo compensarlo todo.

¡así que no hay gloria sin pena!

pensaba almorzar junto a ella después que ambos lo planeamos la noche anterior. no fue posible hacerlo, pues tres horas de retrasos fueron las causantes de mi enojo, ahora mismo ya no esta a mi lado y la extraño luego de haberla visto unos instantes. Ya no puedo mas con esto que siento. quiero llevarla hasta el cielo rendida en mis brazos.

¡Besarla quisiera a cada momento!

Fundiremos nuestros labios la próxima vez que este junto a mí. Por ningún motivo la dejare ir, aunque se me ponga una muralla frente a mí. Con mi pasión le entregare mi juventud y arrancare de ella las cosas que le agobian.

Es tan sabio el tiempo que lo único que me queda es dejar que pase. se que la amo y que podría perderla con tantos enojos. Es inevitable no celarla y eso no es bueno para mí, tampoco lo es para ella. Para volverla a besar y perderme en su cabello, necesito una chispa de amor. Pero debe entender que amar no es un juego.

¡hasta las cosas mínimas suelen doler!

-desbordo cuando la amo y no puedo más-

Es por Valentina que mis alegrías y mis días tienen sentido, es por ello que no soporto que las cosas terminen así, puedo comprender un error, pero no puedo comprender mentiras, a pesar que se que no me miente o amenos eso creo; me arde saber que no pude estar junto a mi todo el tiempo. lo único que quise fue llevarla donde nace el sol, en vez de ello morí con él. Toda una fantasía hecha realidad tenia para ella esta misma tarde mientras una fuerte lluvia caía y ella no estaba conmigo.

Siento de todo un poco, impotencia, rabia y dolor…

Es una mala mescla; ¡pésima! -lo sé-

quiero confesarle que es la mujer ideal y que no puedo estar sin ella. La necesito para hacerla feliz; que me elimine todas las tristezas en un parpadear. si tan solo ella accediera y me diera más que su corazón; yo la llevaría ahora mismo a un infinito amor.

Ella es la única que puede liberarme de mis pesadillas; y es que es todo un sueño para mí, espero y no la pierda estos días de invierno porque la melancolía terminara en mi almohada. Deseo tenerla tan cerca que nuestros cuerpos puedan unirse uno del otro, que ella se valla de mi lado seria una tortura justo ahora que lo que hago es amarla, pero soy torpe a veces y espero me alcance la vida para amarle todo de ella. Que me entienda en mis peores momentos de ser posible.

Valentina hoy casi no sonrió como otros días y yo tampoco, mas haya de cualquier fracaso me duele que nada pase; y saber que olvidarla es imposible. Me duele que la vida sea de esta manera cuando mis intenciones son las mejores. Sin tan solo fuese libre en totalidad le robaría todo en un suspiro lento.

capítulo # 9 Valentina

vale

Solo han pasado dos días sin verla luego que logramos aclarar algunos asuntos, no dejo de pensarla, ella es la ternura de mis mañanas, mi historia que nunca quiero dejar de escribir.

-Existe mas que una fuerte conexión entre ella y yo-

Es muy natural su amor y su llama de pasión es lo que yo buscaba. Seré su hombre, amante y amigo a la vez, todo lo que un hombre da a una mujer. Es intensamente las ganas que tengo de abrazarla y de hacerle sentir que para mí lo es todo.

el calor de su cuerpo se acomoda a mi alma como si todo estuviese hecho a la medida en el momento indicado. Valentina espera de mi un huracán sin control a la hora de amarla, yo no dejare angustia en su vivir cuando en todos mis días este junto a mí.

¡Mis ganas son todas para ella!

Ayer mientras hablábamos le dije que no quería que se alejara de mí, en estos momentos yo estoy preparado para dar todo por su amor. Mis defectos son muchos, pero mi amor es infinito.

Ella no pide nada a cambio, y yo solo que se deje llevar por esta pasión. Que nuestra sensatez se aparte un momento de nuestro lado; porque mi locura está disponible para hacerle feliz a cada momento. Quisiera llevarla hoy mismo junto al mar, y brindar una noche de deseos hechos realidad. No quiero que pase un solo día más porque hay una fuerza enfurecida dentro de mí que debo entregarle en un solo abrazo.

Cada tarde al ir muriendo el sol, un poco de melancolía llega a mí. Lo único que deseo en ese momento es salir corriendo tras ella, como aquel día cuando la vi por primera vez que me hiso estremecer. Si tan solo las cosas fuesen más prácticas, si todo lo que Valentina y yo imaginamos sucediera. Entonces esta angustia no seria la que se apodera de mí.

Hay noches que pienso en hacerle el amor, imagino cada momento detalladamente. su cuerpo sobre el mío saciando el pecado. imagino fuego entre sus brazos quemándome la piel, pienso en descansar mi fe en su cabello y tenerla hasta el amanecer. Olvidar que no existe ningún después.

No quisiera pensar que las barreras están allí, seguir adelante de la mano junto a ella. Quiero prometerle caricias que toquen su mar de ilusiones; y que su profundo encanto me pierda la vida entera mientras me susurra al oído, hare que un castillo de promesas hechas realidad acompañen su hermosura por siempre.

-Le enseñare que la vida tiene matices y que no todo es en blanco y negro-

Un minuto de su existencia bastaría para abrazarla y que toda mi vida pase frente a ella. Dejaría que su mirar absorba mi amor en plenitud, que una noche estrellada brille cuando ella sonría.

Valentina no me aburre y nunca lo hará. Es algo que yo le prometí porque conozco cada línea de mis manos, como estas que escribo ahora mismo. No necesito un reglamento de la vida que indique como hacerla feliz. La naturaleza da lo mejor de la vida, y es así como ella me entrega todo en un beso.

Mi insomnio suele apoderarse de mí; y ella de mis pensamientos. mi delirio es acompañado por su razón y siento escalofríos cuando la veo venir, Cosa hermosa es para mí. y un siglo seria muy poco para describirle lo que siento por ella.

Capítulo # 8 Valentina

 

 

 

valeTanto mundo por vivir y la noche de ayer ella no estaba, extrañé la voz que calma mi soledad, le escribí mientras dormía, estamos tan cerca y estamos tan lejos, la siento a mi lado, pero es más que difícil esto que siento por el hecho de no tocar su piel. La extraño y no puedo con esta impotencia, mi corazón sangra y creo que no lo ve.

Deseo que este aquí, deseo oír su voz, el mundo da vueltas a pesar que ya no hay nada que me haga dudar de su amor. Estar seguro de ella es dividirse para darle lo mejor, jamás dejare de decirle lo que siento, Valentina no sentirá mi ausencia y sabrá que siempre estuve aquí como parte de su historia, en donde cada línea la viví. Abecés siento que se me pierde la esperanza de volver a ver lo lindo de su rostro, y es que nunca me lleve con el hecho de pensar que puedo tenerla y perderla.

No quiero llorar, quiero creer en ella, mi cuerpo y mi alma pierden su conexión y me debilito si no se de ella, la mente y mi corazón están por separados cuando la amo en la distancia, debo estar loco al pensar que puedo olvidarla de un día a otro, pero eso es algo que abecés quisiera creer. sé muy bien que eso no es posible, no después de todo lo que hemos vivido, triste estoy y la quiero demasiado, difícil ocultar todo lo que siento.

¡Que solo estoy sin su voz!

Un rose de sus labios sería el perfecto alivio para volver a soñarla y no despertar nunca más, quisiera saber cómo se olvida sin perder, sin dejarla ir de mi lado, pero la última mirada que obtengo de ella cuando deja mis brazos me dice que debo soñarla para siempre.

Es bonita de la cabeza a los pies, como salida del viento en un mágico sonreír. Es frágil su corazón y fuerte su alma, sabe soportar los golpes que la vida da. Beso sus ojos cada noche al imaginarla, ella es mi todo, me ayuda a buscar la salida cuando de la mano caminamos por allí, me pregunta si tengo miedo y con temor respondo con una mirada. Me da fuerzas de la nada y nunca me aleja sin estar segura que podre solo. Estoy a punto de buscarla, pero voy a contenerme, esperare por ella. Cuando tengo fuerzas; le digo que todo valdrá la pena.

si supiera que estoy derrumbado en este momento, y que necesito de sus emocionantes besos.

Quiero confesarle que no quiero decir adiós, que la luna y las estrellas son nuestros testigos y que el alba nos abrigara cada vez que es necesario, que no quiero que nuestro sol se apague y que la necesito como siempre, no quiero mirar atrás y recordar los atardeceres sin ella.

Que no exista un adiós y que ninguna lagrima sea necesaria, pero la realidad es que hasta los girasoles llorarían si este amor se acaba, porque ha sido tan sufrido en tan poco tiempo, la sensatez no ha podido con este incontrolable sentimiento que ninguno de los dos quiere dejar ir.

Nuestra llama puede ser eterna solo si sabemos alimentarla, yo no sé hasta donde llegaremos, pero sea cerca o lejos; lo cierto es que ya es eterna esta historia. Que el perfume de su cuerpo guardara un silencio en mí. Espero que mañana habrá un nuevo sol brillando para los dos, que nos ilumine nuestro pensar y que no haya más dolor, no se puede vivir en dos mundos diferentes y eso lo sabemos bien. Pero si bien es cierto cuando estoy con ella me siento en un lugar que solo existe para ella y yo.

Moria y viviría una vez más por estar allí. No podre negarme a sus encantos cuando la vuelva tener.

Capítulo # 7 Valentina

valeSiete días a la semana no bastan cuando se trata de valentina y yo, minutos y horas fugases no son suficiente para amarla, hoy la tuve en mis brazos otra vez, y como siempre me sentí volar en sus pasiones escondidas. Ella me confeso que desearía tener mas tiempo para que podamos estar juntos, pero con tantas responsabilidades no es posible lograr un largo tiempo.

cada vez le doy mi amor en un destello cuando mi mirada lo único que sabe es apreciar su delicadez, en su caminar es donde quiero estar. Ir con ella a cada paso que de, por qué infinita es la pasión que estoy sintiendo.

superando cualquier amor del pasado, cada frase incrustada aquí es sumamente puesta con sutileza. porque pienso en ella al hacerlo, amo cuando dice que no puede más de alegría al leer todos mis escritos. Nunca antes lo había hecho con tanta continuidad, sé que puede percibir mis deseos al leer cada palabra, igual como yo lo hago cuando estoy enfocado en cada capítulo.

Un cielo azul adorna cada tarde que nos vemos, acaricio su piel como nunca antes lo había hecho con nadie, en tan poco tiempo me pierdo en sus curvas, son desiertas las pasiones si ella no me acobija en mis delirios, y como no perderme si tan solo oler su piel me cambia el panorama. Ya es casi una adicción para ella y yo. últimamente nos extrañamos tanto que ya empezamos a romper barreras cada mañana que nos levantamos. Sueño que un día despertemos juntos, uno al lado del otro, y así poder apreciar lo bello que es un amanecer cuando existe algo como ella adornándolo, si bastase con tan solo imaginarlo entonces ya todo sería realidad; por que pensarla es fácil para mí. No existen límites.

-Muero de celos si alguien coquetea con ella-

¡pero no la culpo!

Aún recuerdo su desnudes, no puedo olvidar como aquella tarde descubrí lo mejor de ella mientras mis labios recorrían todo su cuerpo y se desbordaban como ríos enfurecidos, como una ola que rompe con sus enormes fuerzas, no bastaría la vida entera para describir lo mucho que me gusta; lo perdido que estoy en un callejón sin salida y es allí donde descubro que la única salida es su amor.

Extraño sus gestos sus manías, el calor abrumador que hace que mi cuerpo se descontrole, la cita de aquel lugar aún no ha cambiado, sigo fantaseando con ese momento en el cual ella y yo solo vamos a consumirnos uno al otro, para cuando ya amanezca ruiseñores serán testigos de esa velada llena de promesas que habremos pasado. Y que cada mañana sea testigo de lo mucho que nos amaremos.

Se que volverá a mis brazos luego que le enseñe como amar, y sé que la amare más si ella me lo permite, mientras doy el todo por el todo, todo por su amor una vez más. Su cabello oleando con el viendo mientras beso su cuello. son fantasías que cumpliré ese día. Y sé que ella lo desea mucho también.

La timidez va muriendo y naciendo una fuerza que nos hace volar en las delgadas líneas del amor, cruzaría un desierto entero si debo hacerlo para lograr que ella se quede en mí. intentaría hacerle feliz con tanta sencillez y sin que la rutina deje grietas en nosotros, hare que todo crezca paso a paso de la mejor forma posible, que se sienta protegida y confiada en mis brazos. Que sienta que el infinito existe entre nosotros y que nada podrá con el espacio que habita en nosotros. Prometeré que ella será para mi hasta el ultimo día lo que siempre soñé, que nada cambiara y que le cumpliré el sueño que toda mujer tiene, hare un refugio en mi alma para que ella descanse a la hora de amarme y yo estaré esperando por ella al llegar la noche.

Conoceremos la libertad en un cerrar de ojos cuando ya el manto estelar haya cubierto nuestros cuerpos.

capitulo # 5 Valentina

vale

La vi este día luego que ella terminara sus labores, condujo hasta mi oficina mientras yo esperaba por ella, cada vez más nuestra comunicación cresé sin cesar, se veía tan radiante y lo primero que hiso cuando se me acercó fue abrazarme como la noche al día. Fueron fugases las horas que estuvo junto a mí y la hacía mía con cada mirada que le daba. Por supuesto ella me enloquecía cuando ponía sus largas manos en mí; y es que no hay momento del día que no la piense, ella ahora es parte de mí. Yo nunca estuve confundido con mis sentimientos y la amé a primera vista, es infinito amor.

A estas alturas yo solo pienso en lo mejor que pueda darse, pero debo entender que las cosas del destino ya están escritas como un firmamento. no está solo en mí que así pueda darse. Trabajare arduamente para demostrarle que soy algo diferente. Con el poco tiempo que ella y yo tenemos es muy difícil vernos tan a menudo, eso es una barrera algo fuerte. sin embargo, no nos detiene si queremos hacer las cosas bien, antes que se marche siempre pido que nos veamos lo más pronto posible porque yo no puedo estar separado de ella por tanto tiempo.

Esta tarde reímos como locos, es genial cada cosa que decimos que parece de ensueño. Es como si ya nos habíamos conocido en otra vida, es tan fantástica la sintonía y nos parecemos tanto en muchas cosas, pero somos tan distintos y a la vez tan iguales, el color de sus ojos es idéntico a los míos, ella dice que no es así, pero yo digo que si lo son. En fin, eso no importa tanto como cuando nos desvanecemos en los besos que nos damos en cada encuentro.

-ama mucho lo que le escribo y eso hace que yo no pare de hacerlo-

La genialidad que tiene al mirarme. me mata y me hace revivir, soy como un blanco en su mirar, amo la forma que me hace estremecer y mis pensamientos se van volando a otra dimensión donde solo estamos ella y yo en una habitación oscura, donde las estrellas brillan cuando ella se deja llevar en una pasión que nos envuelve a los dos. Es prácticamente inevitable no encender las llamas cuando ella me rosa los labios y yo perdidamente me dejo llevar.

Después de haber almorzado juntos una vez más, se nos hacía tarde y ella pronto se iría, pero no sin antes hacerle unas propuestas, talvez ya lo esperaba talvez no, pero yo no dejaría que se fuese sin antes demostrarle que no podíamos poner freno a esto hermoso que nos está pasando, puedo ver sus miedos y sentir su fortaleza, los abrazos son el portal a nuestras debilidades y a lo mas profundo de nuestras almas, es fascinante cuando nos conectamos.

Proponerle que fuese mi novia fue algo muy sincero de mi parte, y tan anhelado días atrás. su mirada me dio las respuestas esperadas y su boca me dio lo demás al proyectar una imagen mientras ambos cerrábamos nuestros ojos. Me desborda cuando besa mi Coello, derretiría los polos si ella quisiera. Tiene los labios más bellos que estoy seguro que no volveré a ver otros iguales.

-Solo escuchar su nombre ya es otra cosa-

¡me gusta tanto como ella!

Esta tarde recorrí cada secreto íntimo de su piel, descubrí nuevos senderos y es justamente algo que deseaba, nos invadió una tentación y lo que paso después casi fue inevitable, se podría decir que ya tenia que pasar, que nuestros cuerpos conocerían la otra parte, que nuestros miedos fueron borrados en esos momentos y que nada podía detenernos, a pesar que teníamos el tiempo en contra. no perdimos concentración y la forma que la hice mía quedo para siempre en mí. Paso sin planearlo y paso por que tenia que pasar, fue tan bueno que dejaría que pase mil veces más, y mil veces accedería a ese mágico encanto donde la tarde nos absorbió en tan solo un resplandor. Hacer el amor con ella fue separar el tiempo de su origen, un día cualquiera nos dio una sensación enorme y ella y yo fuimos los protagonistas de la obra que yo siempre imagine.

Sus cabellos en mis hombros caían como cuando la lluvia cae sin previo aviso, el cansancio que me hiso sentir fue alentador y mis labios no podían más, fue soñado todo lo que hoy paso, y anhelado por mis deseos mas profundos.