capítulo # 6 Valentina

valeComo soportar largas horas sin Valentina, sin su respirar. es como un día nublado en que no sale más el sol, ella dirá que todo acaba algún día, probablemente si, y que quiere terminar esto que acaba de empezar. Pero puedo decir que estoy preparado; que lo que fue ya no será. Quedará lo nuestro escrito en esta historia en la cual ella es inspiración. No veo el momento en que ya no la pueda recordar, es sumamente triste pensarlo de esa manera, pero la realidad siempre supera a la ficción. por más que sueñe las cosas de la vida son así.

Esta tarde lluviosa cuando el sol había dormido, un desierto de melancolía invadió mi mundo de recuerdos. allí estaba ella en primer plano como un destello, no es posible relajarme si ya no está a mi lado, desearía que fuese totalmente libre y llevarla lejos de aquí, a un lugar un rincón donde pueda escribirle una poesía, donde pueda dejarme un pedazo de cielo y así acabar amándola.

Si quedara sangre en mis venas luego de perderla, yo la recordaría como lo más bello que de la nada llego a mí.

-Aún tengo el olor de su piel tatuado en mi mente-

ya es casi media noche y no puedo dormir, el insomnio se apodera de mí, soy preso de recuerdos oscuros. si tan solo sus brazos estuviesen aquí brindándome calor y amor. Pero solo queda esperar por que un día así sea, tengo algunos planes para nosotros. sé que ha tenido días felices antes de conocerme, pero también sé que puedo darle días maravillosos, quiero demostrarle cosas nuevas que hoy en día ya no se dan. Quisiera inventar un nuevo día a la semana, regalárselo junto con lo mejor que pueda brindar, mis ganas, mis pasiones, y mi religión. Le regalaría hasta la misma luna en la noche más oscura, haría una nueva historia con solo estar a su lado. Una donde todo sea felicidad. que podamos hacer sin pensar en nada más. Pero ahora mi compromiso es entenderla y que sea ella quien disponga, después de todo yo salí de la nada como un loco enamorado, me siento dichoso de que pueda darme algo de su tiempo; espero mañana tenga su llamada como abecés suele hacerlo. Despertar pensando en ella es algo que se ha convertido en mi pasatiempo favorito, es amor esto que siento, infinito amor porque me siento en lo más profundo de su encanto.

No logro dormir aun, los minutos pasan mientras espero un nuevo día, tendré muchas cosas por hacer mañana, ahora solo navego en un mar de recuerdo donde valentina guía mi camino como un faro, no tengo miedo que me pierda en lo profundo, pues ya estoy sumergido en ella hasta mas no poder.

Mi vida no seguiría igual si ya no supiese de ella, si su risa ya no la escuchase más. y es que ha sido un placer, el conocerle y amarle. Todo es mejor si valentina esta junto a mí. Enfermo de amor al pensar que se marcha para no volver, quisiera caminar en su sueño, llegar a ella donde me espere con brazos abiertos.

-suerte o destino ya ni lo sé-

la amaría en otra vida, si no existiese entonces la inventaría, La inventaría tal como es. sin cambiar nada.

¡hasta el nombre sería igual!

Como un loco la besare cuando la vea nuevamente, le diré que conocí la realidad aquel día que la abrase por vez primera, confesare que me duele saber que este sueño podría acabar pronto si ella no vence sus miedos, me doy cuenta que la ame desde aquel día, es como si fuese ayer y ya pasaron meses. Sera inolvidable sea o no para mi toda una vida, pero ahora soy yo quien mira la luna y desea un mañana para los dos.

Me hace falta, tanta falta que he empezado a buscarla al amanecer, daré todo por su amor. por que la busque toda una vida, seguiré sus huellas al paraíso donde me hace estremecer con cada beso que me da, es natural al hablar.

-manantial que da vida con su amor-

valentina es seducción pura cuando derrocha toda su esencia en mí.

 

capitulo # 4 Valentina

 

 

valeAyer hablamos hasta media noche. fue tan corto el tiempo, pero maravilloso, hablamos de muchas cosas; de lo hermosa que es, de lo fuerte que debe ser uno cuando las cosas no salen a nuestro favor, es tan comprensiva. Es lo que siempre busque en una mujer. Se muy bien que se reserva tantas coas que abecés creo saber las respuestas de todo lo que no me muestra, queda admirada con todo lo que le digo, y si supiese todo lo que aria por ella quedaría helada.

Esta mañana desperté al sonar mi celular, era ella quien llamaba y no pude responderle a tiempo. Es la primera vez que me llama; siempre lo hago yo.

Cuando regrese la llamada me disculpe, es lo menos que podía hacer. Es tan relajante escuchar su voz a buena mañana. De hecho, es bueno escucharla a cualquier hora y es algo que siempre suelo decirle por que es la mejor forma de empezar bien mi día.

Dijo que debía ir al centro a terminar sus cosas que ayer empezó, entonces le pregunte si tenía tiempo para que pudiésemos almorzar, ella dijo que sí. Me puse nervioso al saber que por fin la tendría cerca. tan cerca que podría escuchar su respirar. Y fue justamente, así como paso en el momento que la pude saludar, su mirada enamorada y su mágico sonreír me hiso sentir vivo, en un par de segundos pude notar que sus manos eran como las de un ángel, y sus labios se veían tan suaves como un algodón. realmente me di cuenta que ella si es lo que soñé, no es que tuviese dudas, si no que se sentí una conexión brillante al verla. Mientras íbamos camino al restaurante mis manos se pusieron heladas por unos instantes, no decía mucho. pero bastaba su presencia para paralizado, ella sonreía como siempre lo sabe hacer, Con ese toque fantástico y único. Es sensacional poder tener la oportunidad de conocer a la mujer que siempre admire. la conocí antes, pero sin poder disfrutar de estos momentos que ella me pudo dar hoy, me dio un sueño completo con tan solo tocar mis manos; me dio un camino al cielo y yo le di mi alma en un sonreír. Estando en el restaurante olvide todo, mi trabajo mis problemas y hasta la hora.

Deseaba que los minutos no pasaran con tal de tenerla siempre frente a mí, pero la realidad era otra. Ambos teníamos cosas por hacer, así que se me ocurrió acompañarla a sus vueltas para avanzar mientras yo acomodaba mi tiempo a manera que todo saliera bien. Fue un momento que no tengo todos los días porque siempre almuerzo solo.

¡Hoy estuve frente a un ángel!

Ella confeso antes de ir al restaurante que deseaba verme, tenia curiosidad talvez por saber si todo lo que yo le decía era cierto. Tenia esa duda si yo realmente era lo que yo decía ser. Pues había dicho y prometido hasta el universo completo en tan solo unos días, cosa no muy usual para ella por que no siempre hay un loco enamorado como yo, tratando de conquistarla cuando apenas la había visto un par de veces. En cambio, yo sabía que no necesitaba una vida entera para saber si ella es lo que yo espero. Y si, si es lo que esperaba y también lo que necesito.

Me confesó ser una mujer prohibida en algunos aspectos de su vida, y por otro lado confeso ser libre, también al mismo tiempo presa de sus miedos, miedos que yo pienso romper y así poder demostrarle que puedo dar mucho mas de lo que suelo prometer. Y como no hacerlo si estoy encantado desde la vez primera vez que aprecie su belleza.

Este día fue admirable y a ella le gusto lo bien que la pasamos. A mí me fascina la manera que solemos complementarnos y es que me hace revivir pasiones que un día estuvieron plasmadas.

se dominar mis miedos, ya no tengo nada que perder y necesito estar en paz conmigo mismo para darle lo mejor que pueda, paz que solo ella sabrá darme. Debo respetar sus opiniones y decisiones, pero no dejare caer mis brazos. Al contrario, los tendré siempre arriba para poder darle mi infinito amor.

Pienso que uno puede ser prohibido solo si uno quiere, pues la libertad siempre estará disponible así haya mares por cruzar, yo los cruce todos y es así como me siento. Le demostrare que los miedos pueden ser vencidos.

Fuimos a mi oficina luego que terminamos de hacer las vueltas, Moria por abrazarla y vivía solo para ella en ese preciso momento.

No podía contenerme y me acerque a ella, estuvimos a un segundo de la gloria hasta que la bese lentamente, entonces allí fue donde sentí estar en el paraíso y de repente sonó una de mis canciones favoritas. “La gloria eres tú” por supuesto le dedica esa canción y otra más. La abrace tanto esta tarde que me siento tan feliz, y por alguna extraña razón sentí que ella necesitaba esos abrazos. Note tanta soledad en su alma que podría decir que esto que paso era necesario para los dos. Estar con ella es descubrir el amanecer.

Cuando el sol ya caía note que los rayos resplandecían como lo hacía su mirada en el instante que nos besamos. Sus labios se aferraron a mí y los míos igual. Besa como lo soñé, es un encanto de mujer y me pierdo en su mirar y sonreír. Su piel es tan bella y reluciente como una estrella fugaz.

Luego que nos despedimos la extrañe al primer momento que deje de verla, y es que me hace falta desde el día que la vi, estoy a un hilo de enamorarme. Se podría decir que ya estoy rendido a sus pies. Muy rara vez me siento en este estado, y dejo mi machismo a un lado para aceptar que estoy donde quiero estar, en sus brazos solo siento alivio y mis penas son opacadas cuando ella me abraza. Acepto que la necesito como el aire que respiro, como la luna al mar. Yo no puedo olvidar esta tarde porque lo único que hago es pensar en ella una y otra vez, la necesito y la extraño tanto que lo primero que hice al llegar a casa fue escribir este capítulo que me hace recordarla tanto cada vez más.

Quiero que se repita esta ocasión una y otra vez hasta volverme loco al besar sus labios, nunca conocí mujer tan bella, aun sabiendo que no esta preparada para una relación, yo luchare para que así lo sea. No pierdo nada al intentarlo mas que un par de sueños rotos. Mi fe crese si ella esta a mi lado y no quiero pensar que un día se aleje, porque con ella se ira lo que queda de mí.

Mis ganas y mi fe son para ella, mi delirio está al borde cada noche que la pienso y no duermo sin despedirme de ella en una llamada, espero esto avance cada vez más y no acabe nunca. o mi soledad acabara conmigo.

capitulo # 3. Valentina

vale

Lo que pasa siempre es lo mejor ya sea para bien o para mal, es importante aceptar las realidades de la vida, pero me reusó al dejarla ir sin poder tener posibilidad de conquistarla, no es fácil llegar a ella cuando el miedo invade sus emociones.

Esta mañana la invite almorzar, pero la cita no pudo ser, así que espero tener la oportunidad de que algún día pueda darse nuestro encuentro, anhele verla más cerca que nunca, anhele ver en sus ojos mi única esperanza que me mantiene soñando. Espere conocer el aroma de su encanto. Pero mi día fue tan solo gris cuando supe que no la pude ver.

El tono de su voz aún sigue en mí. como melodía que alegra mi día, y el saber que ella escucha atentamente todo lo que digo cuando hablamos por teléfono me hace inspirarme más, hace que yo no baje los brazos y por mas duro que sea allí estaré. Siempre y cuando ella me lo permita, en ocasiones es hiriente escucharla decir que tiene miedo a enamorarse, miedo de esto y de lo otro. mientras tanto yo solo pienso en estar con ella y fortalecer sus debilidades. No tengo duda de poder hacerlo, pero necesito más que una llamada para poderle demostrar que yo soy lo que ella necesita. bastase un par de segundos para que nuestras miradas se congelen en el tiempo. Entonces mis labios temblarían al estar frente a ella y un beso sería el alivio para esa sensación.

Mi día gris solo ella lo puede colorear, me encuentro sin ánimos por muchas razones. no estaré tranquilo hasta llamarla y poder conversar. necesito algunas respuestas que calmen esto que siento. Ella es un sol que quiero ver al despertar, pero claro, soñar no cuesta nada y es de gratis. Valentina se esta convirtiendo en el primer pensamiento que tengo al despertar.

Me pregunto si espera mi llamada, si estará disponible esta noche. La última vez reímos y compartimos algunas cosas, mi tiempo es ligero cuando uno de sus suspiros se apodera de mí, es una sensación diferente a las que he sentido por las demás, es como si un nuevo mañana naciera para nosotros dos.

capítulo # 2 Valentina

vale

Cada vez que escucho su voz despierta en mi una esperanza, es como volver a empezar de nuevo y pensar que es libre, que todo lo que imaginemos pueda suceder. Pero en eso despierto y me doy cuenta que hay una realidad de por medio. Realidad con la que debo luchar hasta encontrar una oportunidad de conquistarla.

No es posible dejar de soñar si duermo pensando en su mirar, no basta un cielo estrellado en la noche mas bella para describir su hermosura, y muero de rabia al saber que yo no puedo estar allí conquistando cada uno de sus suspiros, esta tarde hablamos de esas cosas que la vida suele poner en nuestros caminos. Ella desea ser libre de sus miedos y yo tengo miedo de no saber más de ella.

El destino conspira para que nosotros estemos en sintonía sin embargo es el quien también me pone en espera cuando suelo correr tras el olor de su piel, no quiero y tampoco intento dejar de prometer todo lo que yo le puedo dar, y se muy bien que es lo que ella necesita, así como necesitamos el aire que respiramos. No sería prudente de mi parte hacerle una propuesta indecente por que seria extraño y algo común, pero en realidad hay mas que fantasías cuando pienso en ella. Seré paciente y solo así sabré la verdad de sus encantos y descubriré sus miedos que atormentan su pasado, se que no es libre pero no se todas las razones así que tratare de entenderla.

Se poco de su vida, mejor dicho, ¡casi nada! Pero abecés pienso que somos tal para cual, lo se porque coincidimos en mucho. y mas cuando reímos de lo mismo, en ese momento olvido todo, mis proyectos, mi estrés y mis responsabilidades. A decir verdad, imagino sus labios cerca de los míos, ¿temblaría al estar cerca de mí?  Es la pregunta que siempre me hago, pero lo mas seguro es que sea yo quien lo haga. Es tan serena y a la vez tan peligrosa como las olas del mar.  No se si sea caprichosa; con tan poco tiempo de tratarla no lo sé, lo que si se, es que es ideal para mi. tampoco se si sea ardiente en la cama. es algo que no puedo evitar imaginar, Por la última vez que la vi supe que es divertida, pasión en llamas entre otras cosas, así que supondré que en la cama es cosa de otro mundo.

¡como una diosa!

Imperdonable seria pensar que no me volvería loco al hacerme el amor. Talvez piensen por que imagino tantas cosas si apenas la he visto un par de veces, pero la verdad que en los primeros dos segundos que la vi, me encontré con un universo donde solo estábamos ella y yo.

Todos los días puedo ver una mujer bonita, Pero no todos los días puedo ver a alguien que conecte mi alma a lo mas profundo de mis sentimientos y eso es algo que ella debe de saber.

Me cuesta un poco escribir en ocasiones como lo es en este momento, y es que casi nunca escribo algo personal es por esa razón que tengo hasta nervios con cada letra que plasmo en esta historia.

-nuestra historia-

Hay momentos que no paro de escribir y también se me hace fácil si pienso en ella. No es la primera vez que escribo algo para alguien, pero si es la primera vez que siento tantos nervios al hacerlo.

Cuando ella lea esto espero y sienta lo mismo que yo siento en este momento, lo sabré muy pronto. y es que ella no sabe lo que me hace sentir, si tan solo estuviese aquí. Me ahogo entre líneas y poco a poco me siento a su lado y va acabando mi miedo.

Capitulo # 1 Valentina

vale

Fue como ver el paraíso en ese preciso momento en que ella apareció, todo un encanto como siempre la soñé, sus girasoles en sus manos adornaban la sonrisa más bella que jamás vi. Quede plasmado mientras ella se acercaba más a mí, y en tan solo segundos mi mundo se detuvo. Deseando que ella volteara y me viese justamente cuando estaba apreciando su sonreír. Fue traumante el saber que no estaría frente a mi y que no crusariamos ni media palabra. Deseaba saber por lo menos su nombre, pero ella ni siquiera me vio, mientras yo veía en ella un mar de ilusiones, un sol radiante despertando mis deseos más apasionados. Fue como estar a unos metros del cielo.

A los días siguientes como parte de mi destino, allí estaba ella nuevamente y tan solo pude ver sus cabellos siendo acariciados por el viendo y mis ganas mas profundas de poderle hablar, pero no todo era color de rosa pues para ese entonces yo sabía que no era libre. Pues los girasoles de aquea vez primera, alguien debió regalárselas.

Yo estaba ansioso por saber quién, y de donde era, aun sabiendo que mis esperanzas eran muy limitadas, pero no perdía nada con soñar. Pues es fácil hacerlo y nada perdería.

Con los días di con ella, escuche que alguien llamo ¡Valentina! fue en ese momento donde ella volteo.

-Amenos ya sabía su nombre pensé en ese momento-

Estaba algo cerca de mí. pero esa vez tampoco pudo verme, era tarde y ya casi caída el sol, yo tenía que marcharme a una reunión y abandone el café en donde estábamos sin que ella pudiese verme, o talvez si lo hiso, pero yo no lo supe.

Al pasar las semanas en un medio suspiro la encontré, el destino estaba a mi favor una vez más, me di cuenta que no podía más de emoción y que aquella sonrisa de la otra vez ahora la tenía frente a mí, iluminada muy de cerca y con su mágico mirar, le pregunte su nombre y en ese segundo algo nos interrumpió, para cuando seguimos conversando ya el tema era otro, olvide preguntar de nuevo su nombre y después de unos veinte y cinco minutos de charla nos despedimos sin esperanza alguna de volverla a ver.

Cada día pensaba más en ella, a pesar de mis proyectos dándome dolores de cabeza, por mas ocupado que estaba en aquel entonces, ella siempre estaba allí en mi mente, ni el estrés más grande podía hacer que yo olvidase aquella mujer que tanto había soñado, que con tan solo dos segundos puso mi mundo de color.

 

Siempre nos pasa en algun momento. 

K.f

capítulo # 4 un bonito error

IMG_20170427_185717_725Después de aquella larga cita en él consultorio de Sofía, Daniel se dirige a su casa. Al llegar pide que le sirvan un café, cosa que casi nunca hace; pues no suele llegar temprano a casa. Cuando está sentado pensando en que dirá, llega Scarleth y se sienta junto a él. Ambos se ven fijamente mientras él toma un sorbo a su café, que de hecho está muy caliente. El no haya que decir y derrama un poco en la meza, tal vez por nervios o por que se quemó. Claro a mí también me pasaría lo mismo si tuviese a una loca como ella frente a mí. Pero por fortuna no tengo a una loca y tampoco a una mujer sensata a mi lado, así que me encuentro escribiendo este capítulo. Luego de unos segundos él  dice; tenemos que hablar. ¿Cómo es posible que le hayas reclamado a una desconocida? Insultaste a alguien que no conoces y que yo tampoco, tan solo es una profesional ganándose la vida, cosa que tu no haces. Estudiaste para nada. Sabes; ya no estoy visitando a Fanny la psicóloga con la que tanto me celas, cometiste un grave error, Sofía es una profesional en su labor y toda una desconocida para mí. Sin embargo, fuiste a calumniarla sin saber de quien se trataba. Pase una enorme vergüenza y tuve que decirle que tú me celas con tal vez una colega suya o algo así. Para que lograra comprender el mal rato que le hiciste pasar. Tengo suerte que aun quiera darme las siguientes terapias.

Eres un descarado, no mientas ella es la misma tipa que invitaste a cenar cuando aún recibías tus terapias por tu disque trauma. Eres un imbécil. Respondió Scarleth perdiendo el control.

No, no lo soy, y en todo caso prefiero ser un imbécil a un loco maniático como tú, sí que necesitas un psicólogo más que yo. No tengo necesidad de estar a tu lado, quiero el divorcio lo antes posible, esto no tiene solución; Me volverás loco. Más rápido que un parpadeo si continuo a tu lado.

-Respondió Daniel enfurecido por los insultos de su esposa-

¿Y quién no? Si cualquier persona tiene límites con su paciencia. No todo el tiempo somos los hombres los que causamos rupturas en las relaciones. No siempre es así. A decir verdad el mayor porcentaje en fracasos en el hogar es culpa de nosotros. Lo admito, pero si bien es cierto cuando las mujeres son las culpables lo hacen de una manera muy peculiar. De una manera tan rápida, tan eficaz que es imposible un error en cuanto a llevar un plan malévolo se trata. Siempre he dicho que una mujer es más inteligente y es perfecta haciendo algo por venganza, baya que si saben hacer las cosas malas de una forma que ningún hombre aria. Son mucho más inteligentes que los hombres cuando se enfocan a realizar una tarea específica, si ellas dicen lo are así, porque así lo quiero; entonces así será. Nos daríamos cuenta muy tarde. Para ese entonces ellas ya abran logrado su propósito, y sí; estoy hablando justamente de eso que están pensando. “adulterio”

Luego de eso el entro a su habitación, puso llave a la puerta, saco de su maletero el libro que la psicóloga le había regalado, la idea del divorcio no la había tomado tan enserio, hasta que unas horas después cuando apenas iba por el capítulo número ocho, se dio cuenta que su matrimonio se había estancado con una gran distancia entre el cielo y el dolor. pudo notar que al mirar hacia atrás ya no podía ver la magia que un día existió en su hogar, recordó que su relación valía oro en aquel entonces cuando apenas eran novios, pero la rutina, el tiempo, los malos entendidos, los celos, las desmotivaciones. En fin, muchas cosas que desbordan un hogar habían acabado con todo. Que tanto el como ella fueron participes de un fracaso exitoso. Que aunque quisieran ya nada sería igual, pues siempre queda una espina en el lugar de la herida.  Se dio cuenta que cada lagrima fue forjada por largo un largo tiempo.

Era el momento preciso para retirarse, no tenían hijos y ambos estaban bien, en un estatus económico bien alto con los que siempre habían soñado. Tal vez grandes amores esperando por cada uno de ellos en algún lugar. Pero esto es algo que yo estoy pensando, ¿pero y ellos?

Después de un par de horas, el sale de su habitación. Luego de unos instantes se da cuenta que el carro de su esposa no está, ya casi eran las ocho de la noche. Scarleth había salido. ¿Pero a donde se había dirigido? Ella recordó que una vez vio en fotos a Fanny la amiga de su esposo, no podía con la duda, así que decidió acercarse a la casa de Sofía. Quien sabe, como y donde obtuvo la dirección. Como ya dije antes las mujeres son más astutas que los hombres en ese aspecto. Bueno en ese y muchos más, para ser más sincero. En fin; allí estaba rondando los pasajes donde vivía Sofía. Estaba ella en la sala leyendo el libro, se podía apreciar pues estaba muy iluminada toda la zona. Y la sala con cortinas blancas recogidas tenia vista al interior de la casa. Ella percata que hay un carro rojo en frente de su casa, el mismo que estaba a la par de la pareja que discutía aquea noche. Ella sabe que es el carro de uno de los dos. Ella pensó es Daniel, cuando asoma se da cuenta que es Scarleth, lo supo por que pudo notar su rostro y también por la forma en que conducía. Se marchó tan pronto vio que ella se levantó del sofá.

Scarleth no puede aún definir si ella es la tal Fanny, o si realmente se equivocó, en fin ella no paro de averiguar. Al siguiente día mientras su esposo trabajaba ella se enfocó en dar con la tal Fanny, para suerte de ella encuentra el número telefónico en una agenda ya expirada de Daniel. Mientras tanto Sofía por su parte está ahora asustada. No sabe cómo confrontar la situación pues aun las cosas no terminan. Luego de ver a la esposa de su paciente rondando la casa, sabe que las cosas no están  bien como ella pensaba, así que piensa mudarse y dejar de darle las terapias a Daniel, aunque eso no sea tan profesional pero sabe que es lo mejor por su  seguridad.

Sofía llama a su colega Ingrid. La amiga que se encontró el otro día en la galería, estudiaron juntas y se ven muy a menudo. Decide pedir consejos a ella. Necesita desahogarse así que la invita a almorzar, están a tan solo unas calles. Ella sabe que la situación se sale de control y necesita frenar esto de una vez. Cuando llega la hora de almuerzo ella sale y va por su amiga tan rápido como puede, van a un lugar cercano de sus trabajos, Sofía  tenía el menú en sus manos lista para ordenar. Nota que Ingrid saluda a alguien que va saliendo del lugar, ella voltea y se da cuenta que es Daniel. No podía creerlo.

No dice nada, tan solo queda en suspenso. Ordenan la comida pero Sofía aún sigue sin mencionar el tema principal, ella trata de relajarse. Conversan un poco de trabajo. En ese momento hay un silencio, es allí donde Ingrid pregunta a Sofía. ¿Qué es lo que me querías contar? -Hahn claro si-  te explicare todo, es un problema grande el que tengo y nunca me había pasado antes. -Respondió ella algo calmada y pensativa a la vez- ¿oye conoces al muchacho que iba saliendo? al que saludaste hace un momento. -Pregunto Sofía a su amiga- claro Daniel es amigo de mi esposo, van al gimnasio juntos. Baya que el vestido si es pequeño, justamente de el quiero hablarte. ¡Dime querida! -exclamo su amiga- el esta casado. Llego a mi consultorio por unas terapias por que tiene problemas con su mujer, las terapias las quería tomar junto a su esposa. Pero ella no quiso, y ahora entiendo porque. Así que las tomo el solo, resulta que su mujer me acusa de tener una relación con el, en la segunda cita que el tubo conmigo, yo decidí contarle el inconveniente que tuve un día antes con Scarleth, y me explico que ella seguramente se confundió, ella lo cela a él con una psicóloga llamada Fanny. Hasta allí yo tuve un respiro. En fin, ella ha llegado al grado de llegar hasta mi casa a vigilarme pues no pudo creer que yo no soy Fanny, pero esto de la visita Daniel no lo sabe. Se lo comentare en la próxima cita. Esto se ha vuelto un gran error y una desgracia para mí.

Como tú sabrás yo no me meto con hombres casados, el caso es que esto me está asustando porque se supone que Daniel mi paciente hablo con ella anoche, y anoche mismo fue que paso por mi casa. ¿Amiga tu estas segura que ella te visito? Pregunto Ingrid muy sorprendida al escuchar lo que ella comentaba. Si claro que lo estoy, yo a ella la tuve de frente el otro día no pude haberme confundido y el carro es el mismo que yo vi la otra noche mientras ellos discutían. Realmente no sé qué hacer.

Pasaban los minutos mientras Sofía contaba todo de principio a fin a su amiga.

La situación no era nada agradable y cada vez se agravaba más, pues un problema de matrimonio  es un infierno. Imagina ya con tres personas? ¡Ja pobre Sofía! tan bonita vida que llevaba. Pero como dicen por allí; la felicidad viene en pedacitos.

Ingrid decide ayudar a su amiga y hablara del tema con Daniel. Ahora Sofía ya tiene un apoyo y se siente más confiada. Su amiga aconseja que no se mude, que no tiene por qué hacerlo y que tampoco será necesario. Promete ayudar a resolver todo el problema y que todo volverá  a ser como antes. O mejor.

Continuara…

capítulo # 3 un bonito error

IMG_20170427_185717_725

Al siguiente día Sofia decide salir con su secretaria Selena, visitan una galería de arte en el centro de la ciudad. A ella le gustan mucho las pinturas, un Psicólogo siempre sabe apreciar las obras de arte. Ella se encuentra con algunos conocidos que también visitan la galería frecuentemente; entre ellos una colega y amiga de hace algunos años.

¿Hola amiga que tal estas? saludo su colega, estoy muy bien gracias, mira te presento a mi amiga Selena trabajamos juntas en mi consultorio, Selena ella es Íngrid Sandoval-  dijo Sofia presentando a su secretaria-

Cuando salen del lugar, van por el carro, habían aparcado a tres cuadras del sitio en donde estaban, ella ve una pareja discutiendo están a unos cuantos metros y sus rostros pueden distinguirse, Selena puede reconocer antes que ella; que la mujer es Scarleth y el hombre es Daniel, paciente de Sofia. Ellas hacen como que no vieron nada y suben al carro.

Esa pareja tiene grandes problemas y no podrán con ellos. – comento Sofia a Selena-

tienes razón, esa mujer está loca. ¿tú no conocías a Daniel cierto? Pregunto Selena.

No para nada, de hecho a ninguno de ellos, según ella yo salgo con su marido. Yo nunca los había visto, no comprendo como ella puede pensar que tengo una relación cuando apenas se su nombre. También dice que las terapias Daniel las recibe conmigo desde hace meses.

Debes lograr que ellos tengan una terapia juntos y así aclarar las cosas. -Sugería Selena su secretaria- tienes razón eso es una buena idea y de milagro talvez arreglan sus indiferencias.

Jueves por la mañana, Sofia se encuentra en su consultorio, revisa algunos archivos personales y también de trabajo, puede notar que Daniel llegara ese día a las dos de la tarde, tiene como propósito contarle lo de su esposa, ya que por coincidencias pudo conocerla. no le será fácil contarle que su mujer le hiso una acusación grabe involucrando su vida personal con la de su trabajo como profesional. En ocasiones ella suele preguntar cosas muy personales a sus pacientes ya que es muy necesario para poder brindarles ayuda, en esta ocasión deberá profundizar un poco más, ella quiere ayudar, pero sabe que es una situación muy grabe la que tiene la pareja, y eso sin tomar en cuenta la tremenda confusión de la mujer que ya dejo de ser una extraña, ahora también es parte de la terapia, o el tema principal.

Ella por lo general almuerza fuera, pero este día decide quedarse y comer en su trabajo. Esta vez no tiene tiempo para leer el libro, en vez de ello manda a comprar el que le dará a Daniel para ayudar con la terapia. ¡A estas alturas no habrá libro que le ayude! Dijo ella en su mente-

Debo pensar como profesional, debo centrarme y mantenerle los ánimos. no puedo ser negativa, no los conozco y no puedo ni tengo derecho para decir que ellos no podrán con este problema. Al contrario yo soy la profesional, y es mi obligación hacer bien mi trabajo. Pensó ella en su interior.

Finalmente llega la hora de la cita, llega Daniel. se encuentra en la sala de espera y se ve muy lúcido, está leyendo una revista de negocios que ya traía cuando entro. Selena observa disimuladamente y le manda un texto a Sofia para notificarle que el ya llego.

Mientras tanto él está pensando en si podrá contarle o no; que por error está tomando las terapias con ella. Al pasar quince minutos Selena hace pasar al paciente; el entra y saluda a Sofia, ella también saluda y le hace tomar asiento. Comenta algo sobre el clima para romper el hielo. Él se siente en confianza, ya es la segunda cita con ella, al pasar los minutos entablan una conversación leve sobre la economía y la salud, en eso Daniel ve una pintura en la pared. Es muy interesante esa obra. ¿Dónde la adquiriste? -Pregunto el con mucha confianza- esa pintura es una obra de mi tía- ella me la regalo para mi cumpleaños hace dos años. Mi tía es artista tiene muchas obras ya reconocidas. Dijo Sofia muy alegre al ver que el joven había observado lo que casi nadie Hacia. Para ella es bueno que su paciente entre en confianza, es necesario que se relaje para poder continuar con la terapia.

Si es muy buena, puedo ver como se inspiró desde el momento que empezó hasta que termino, es muy buena obra. -Dijo el- ella queda un poco sorprendida al notar que el joven sabe apreciar el buen gusto por el arte. ¿Cómo tú sabes de pinturas? Pregunto Sofia- él estaba viendo el cuadro mientras ella estaba a su lado. En eso el volteo y la miro fijamente a los ojos, justamente ella hizo lo mismo. Sin querer y sin intención alguna, sus miradas conectaron. El quedo en silencio y ella igual. En eso un ruido los desconecto, fue allí donde él pudo responder a la pregunta.

De pequeño mi padre me enseño ciertas cosas, me enseñó a valorar. me enseño que lo mejor de la vida es gratis. Recuerdo un día mientras me llevaba a pasear. Me comento que las personas pueden ser feliz sin dinero, que bastaba solo lo necesario para serlo. Me aconsejo que jamás dejara mis principios por amor al dinero. Que yo debía creer en mis ideales y que solo así sería un hombre de bien. En ese momento un hombre joven tal vez de veintitrés años estaba al otro lado de la calle con unos pinceles y un lienzo. Mi padre me llevó allí y pidió que dibujaran algo para mí. Desde ese día yo siempre he tenido gusto por las obras de arte, sobre todo las pinturas al óleo.

Sofia no podría creer que un hombre tan educado, tan dedicado al trabajo tuviese tan gran problema en su matrimonio; y que también compartían el mismo gusto por las obras. Es interesante lo que dices, puedo ver que aprecias mucho este tipo de arte y que en realidad aprendiste de tu padre. -dijo la psicóloga mientras sonreía viéndolo directamente a los ojos.

Es obvio que por unos instantes ambos olvidaron la terapia, y que aquel capítulo de emociones rompiendo el hielo eran más que oportunos. De hecho no había mejor terapia que recordar algo del pasado mientras ambos disfrutaban de sus paciones. La vida siempre está poniéndonos a prueba, siempre hay momentos oportunos en momentos difíciles.

Sofia pide a Daniel que se recuesté en el sofá, debe continuar con la terapia.

Espera debo decirte algo. – dijo Daniel  algo sonrojado-

Yo no iba a tomar las terapias contigo, yo estoy aquí por error, no sé si deba decírtelo, pero me dieron mal la dirección y no pude dar donde mi hermana me mando. Así que no quise perder el tiempo y pues me quedé aquí. Sofia no dice nada, solo lo ve y sonríe, descuida es normal equivocarse con las direcciones, esta ciudad es grande. Dijo ella mientras tomaba asiento.

De hecho yo también debo confesarte algo, antes que empecemos debo decirte que tu esposa estuvo aquí, ¿se llama Scarleth cierto? El joven queda impactado. Sí así es; ¿cómo lo sabes? Pregunto Daniel-

Bueno ella vino aquí y me hizo acusaciones graves el día de ayer, no sabía que era tu esposa hasta ayer por la noche que los vi discutiendo. Yo iba por mi coche al lugar donde había aparcado, fue entonces donde pude verte, mi secretaria y yo asumimos que era tu esposa, era algo obvio para nosotras. Tu esposa me acusa que tú y yo salimos y asegura que yo te doy terapias a ti de meses atrás.

Dios no puede ser. Se expresó Daniel muy apenado, estaba muy asustado pues estaba muy sorprendido. La terapia se había convertido en una escena de novelas, nada que ver con lo que él esperaba, pero las cosas así estaban.

me disculpo, de verdad siento que ella haya venido aquí  a faltarte el respeto. Ese día que tuve la primera cita yo le di la dirección para que llegara, y eso de decir que salimos pues debe ser una confusión. Ella me cela con una amiga que es psicóloga, yo tuve un accidente hace algunos meses atrás y quede traumado. fue algo amargo lo que pasé, así que decidí buscar ayuda y acudí a mi amiga. Desde ese entonces ella ame cela. Debió confundirte con ella, Pues no se conocen.

Para Sofia todo estaba cuadrando, ya todo tenía una explicación clara. Debes hablar con ella y explicar todo a detalle, no necesito problemas, ¿quién los necesita cierto? Dijo Sofia.

Tienes toda la razón, yo le explicare a ella para que tú no estés en este enredo. Y muchas gracias por tu confianza. Dijo Daniel algo pensativo- Relájate ya pasara todo esto, intenta salvar tu matrimonio. -Sugirió Sofia- mira tengo un buen libro léelo te- ayudara con tu pareja, tomaras buenas decisiones al leerlo. Te lo regalo, créeme te ayudara de mucho.

Muchas gracias, eres muy amable, llegar por error a tu consultorio talvez haya sido lo mejor, ni mi amiga que me conoce me hace entrar en tanta confianza. Dijo el joven algo triste.

Continuara…

Capítulo#2 un Bonito error

Un libro siempre tendrá mensajes claros, está en nosotros querer ver la realidad. Podríamos tener la verdad frente a nuestras narices y no darnos cuenta de ella, o ya sea que no la queremos ver, en fin; no hay nada más triste que engañarse a uno mismo.

La vida está llena de coincidencias y complicaciones como para tomar decisiones tardías, es mejor actuar rápido antes que todo empeore. Es así como podemos librarnos de caminos que no conducen a ningún lugar.

Muy temprano por la mañana Sofía conduce a su consultorio. Olvida que ese día la extraña llegaría. Cuando ella entra a la sala de espera de su consultorio, lo primero que ve es una mujer sentada leyendo una revista. Saluda muy cordialmente, la mujer que está sentada responde al saludo y a la vez le hace una pregunta. ¿Disculpe es usted Sofía?  -Si así es respondió ella-

Yo soy Scarleth, hable por teléfono contigo hace un par de días y necesito aclarar las cosas.

-dijo la extraña que dice llamarse Scarleth-

Sofía queda sorprendida, y sin más espera la hace pasar, pide a su secretaria que no le pase ningún expediente y de ser necesario que suspenda la primera cita.

La escucho; en que puedo ayudar? ¿De qué se trata todo este misterio? pregunto Sofía tratando de entender las cosas. Estoy al tanto de todo, sé que mi esposo se ve con usted a escondidas. Dijo scarleth muy seriamente, mientras Sofía quedaba paralizada.

No, no, no. usted está confundida. Yo no salgo con su esposo ni con el esposo de nadie.
Respondió ella, ya más calmada. Obviamente sabía que era todo un error, y que no tenía nada que esconder. Más sin embargo aquella mujer insistía en que era ella quien salía con su esposo.

Sé muy bien que usted  tiene una relación con mi esposo, él tiene terapias con usted hace algunos meses atrás. Y se quiere separar de mí por el amorío que ustedes tienen. Espero por su bien que no siga metiéndose con  mi marido. -dijo ella muy enfadada- le exijo que salga ahora mismo de aquí, me está ofendiendo no conozco a su esposo y usted está en un grave error, no tengo relación con pacientes así que por favor salga de aquí.

-dijo Sofía sin perder la calma- Scarleth sale muy molesta sin decir nada más. Sofía esta calmada pero debe estar alerta. Es una psicóloga muy exitosa y sabe lo que una mujer celosa e impulsiva puede hacer por un hombre, ella no tiene nada con su esposo que ni siquiera conoce, o almeno eso piensa…

Ella sigue con un nuevo capítulo del libro, eso le ayudara a relajarse y olvidar un poco la escena esa. El libro que lee habla de todo un poco de las relaciones que se van a pique por personas que no saben mantener vivo un amor, por personas incapaces de respetar los derechos de su pareja. Habla del machismo en los hombres que no dejan que sus esposas tengan un trabajo o que puedan salir con amigos.

Es necesario confiar en la pareja, es necesario confiar en uno mismo. Una planta no podría crecer sanamente si no recibe  la luz del sol. Una pareja dejara de crecer si no iluminan sus vidas con su espíritu. La grieta en las relaciones empieza con discusiones leves, falta de confianza, celos, malos entendidos por no saber escuchar. Falta de ánimo por mantener un hogar en pie, es necesario que en un hogar haya paz, de lo contrario será una casa vacía por mas habitada que este. Esa grieta en meses ya no será solo eso, será una gran ranura en donde se podrá ver cada error cometido por ambos, empezarán a darse cuenta de las faltas de cada quien, pero en la mayor parte de los casos esas grietas no son reparadas, suelen convertirse en grandes abismos en donde ninguno de los dos estarán dispueston a cruzar por miedo a caer al  vacío. Es allí donde no hay nada más que hacer. Por rencor, por ese orgullo que tanto daño hace todo habrá acabado, todo por no haber hecho las cosas a tiempo. Ahora una relación con tan grande abismo no es fácil de recuperar.

Las cosas se hacen cuando se pueden hacer.

Continuara…

introducción; un bonito error.

C-_Users_UnlockGroup_Desktop_un-bonito-error

Sofia una joven psicóloga de 31 años que ejerce su carrera en la ciudad de México, se verá envuelta en una confusión por una extraña que hace de sus días rutinarios algo novedosos. perder la calma no es una opción para alguien que ejerce este tipo de carrera, pero esta es una gran excepción; ya que la situación la lleva a tomar medidas drásticas sin saber que conocerá al amor de su vida. todo por algo en lo cual ella no tiene nada que ver, y se convierte en un bonito error.